Num.45 | 2020

LOCUS SUSPECTUS: SOBRE LO SINIESTRO EN LA ARQUITECTURA DE ALFREDO JAAR

Hernán Alberto Barría Chateau

Resumen


Una de las definiciones de “lo siniestro” (das unheimliche) que aporta Freud es locus suspectus: un lugar “extraño” y “familiar” a la vez, para estar o habitar. En adición, Trías plantea que lo siniestro es “condición y límite” de lo bello, pero que precisamente por serlo se nos presenta con rostro familiar. A partir de este término, este artículo revisa una serie de ensayos sobre los alcances de lo siniestro en el arte y la arquitectura para enmarcar el trabajo en las intervenciones públicas del arquitecto Alfredo Jaar. Trabajo que a través de la libertad que otorga el arte a la arquitectura, alcanza un estado intermedio de connotaciones poéticas, políticas; éticas y estéticas. Específicamente, se analiza e interpreta The Skoghall Konsthall (2000), un pabellón de madera y papel realizado en una pequeña comunidad en Suecia, cuyo propósito fue evidenciar el vacío de nuestra existencia si no hubiera arte en nuestras vidas. Con esto, y si bien Jaar distingue el carácter propio de ambas artes, podríamos señalar que a través de lo siniestro, sus intervenciones públicas alcanzan una antipoética arquitectónica; una práctica que en tiempos de pluralismo teórico-formal y de crisis ideológica de la disciplina, logra dislocar el orden establecido a fin de plantear nuevas maneras de ver y pensar el mundo.


Palabras clave


Alfredo Jaar; arte-arquitectura; lo siniestro

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.32995/rev180.Num-45.(2020).art-642

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Revista 180