Num.42 | 2018

CIUDAD ABANDONADA

Juan Guillermo Tejeda

Resumen


La experiencia personal e intima de la ciudad es inseparable de la comprensión que cada cual tiene en ella. Una lectura de lo vivido y lo observado, considerando tanto su historia colonial como la comparación con las ciudades mediterráneas clásicas, permiten en este caso una visión no técnica, sino más bien interdisciplinaria de Santiago de Chile; se trata de una ciudad abandonada por sus propios habitantes, de una ciudad residual y de fundación débil, con una población históricamente segmentada. Además, Santiago carece de estructuras fuertes de gobierno. Queda en ella sin resolver la disyuntiva entre el modelo mediterráneo clásico, de sello republicano, y el modelo urbano anglosajón, más liberal y privatizador. El crecimiento desordenado de la ciudad, propio de la fluida proliferación contemporánea, no obedece a intervenciones de la ciudadanía y escapa a las regulaciones. Las actuales demandas por calidad de los espacios públicos presionan, sin embargo, hacia un nuevo escenario de mayor cuidado y preocupación por la ciudad. Lo público debe salir del armario.

Palabras clave


Santiago de Chile; espacio público; ciudad mediterránea; gobierno de la ciudad.

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.32995/rev180.Num-19.(2007).art-195

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2016 Revista 180